Al final del camino encontre la luz, donde tu mano extendida buscaba la mia, la luz se hizo en tus ojos, brillantes me miraron y del infierno me rescataron.
Sentí que la vida me favorecia , cuando tus manos y las mias se entrelazarón, nos unimos en uno y con un beso sellamos nuestro destino.
No hay un adios, solo una distancia que nos separa El Olvido solo es el comienzo de algo nuevo Ante cualquier situación, el reloj nunca para. todo pasa

jueves

Algo mio.


Se durmió escuchando la respiración forzosa, de la mujer que veía como su abuela,
sintió que ya era su final, y no lo quería aceptar.
Como cada mañana despertó entro en su habitación, pero algo había cambiado
dña no estaba , yacía su cuerpo pero su alma ya había volado a otro lugar,
Sin querer admitirlo se acerco a ella y la animo a despertar, su cuerpo estaba frió,
Tal vez hacia unas horas que yacía inerte en la cama, pues cuando la toco sintió el sudor frió había en su piel, pensó que tampoco hacia mucho, pues aun tenia color.
Corrió y llamo a su madre, el fina había llegado, llamaron a los familiares, y al rato acudieron.
Bajo las escaleras iba a comprar, y sintió el calor del sol en su cara, lo primero que paso por su cabeza fue; La vida sigue aunque arriba hay alguien que ya no vera mas el sol,
Sintió que el corazón le pesaba, sabia que ese día llegaría cien años son muchos para seguir viviendo. ¿Y ahora que pasaría con ella? Tenía su vida metida en esa casa, cuidando a una señora que no formaba parte de su familia, pero que la consideraba como tal.
Vino su sobrina que venia de fuera, con ella tenia un trato especial, no la sentía su jefa, la veía como algo mas, sintió que su alma se desgarraba, dña nos unía, no lo veía como un trabajo mas, los veía como su familia.
Sobrina con mi madre, son amigas desde que se conocieron, tienen un lazo especial, y dña era un lazo muy fuerte para las dos, todos sabían que tenia que pasar pero en el momento dado todo cambia, los corazones se entristecen.
Al día siguiente fueron a misa, ella no podía mas, guardo muy bien la compostura durante el día anterior, pero cuando entro en la iglesia donde dña iba siempre a escuchar a misa, y vio el ataúd ahí plantado delante de todos sus amigos y familiares, no pudo mas y rompió a llorar, nunca sintió esa clase de dolor, le apenaba no volver a verla, miles de sentimientos recorrieron su cuerpo, y las lágrimas no dejaban de brotar, con su muerte veía un final en su vida, una etapa acabada, y el futuro temía,
A muy pesar suyo no podía ir al entierro, todos la miraban, no entendían tal vez, por que alguien como ella podía llorar tanto por esa mujer. Como no iba a llorar si sentía que su abuela se había marchado y para siempre, nunca mas escucharía sus viajes , sus historias, y todos esos momentos vividos con ella.
Cuando sobrina la vio rompió a llorar, le dijo Es tu no , pero Es no podía dejar de llorar,
Es le dijo que no podía ir al entierro, que lo sentía mucho, pero no podía ver como la metían en un sitio así.
Se marcho con una de sus hermanas, y se relajo.
Los siguientes días pasaron como un velo borroso en su memoria.
La llamaron para cobrar el finiquito, ya tenia pensado que hacer, se compraría ropa de invierno he iría a ver a su hermana al norte, hacia poco que se había ido a vivir allí, y la echaba mucho de menos, después de visitarla , se iría hacia el sur a vivir con otra de sus hermanas, Pero solo es lo que tenia en mente.
Fue a cobrar, todos fueron muy amables, le dieron mas de lo que esperaba y se marcho con unas amigas de compras, su ultima noche en la ciudad, la paso con su mejor amiga y con otra chica que hacia poco que habían conocido.
Pasaron una noche de risas, y juerga.
A los dos días cogió el autobús , cuando subió sintió como si dejara su vida atrás…..


Continuara….

3 si quieres... Opina aqui.:

moderato_Dos_josef dijo...

Vaya continúa.Mejor ya le había cogido gustillo a la historia. muy bonita. Un saludo amnesia ¿todo bien? Espero que si. hasta la proxi!

Edrim dijo...

Es precioso y triste...pero lleno de esperanza.
Como la vida misma!
Un beso.

Alatriste dijo...

Me levanto y te aplaudo. De lo mejor que te he leído. Me encantó. Me dijiste que mi historia te había gustado mucho y que te gustaba pasar por mi desván. Es algo recíproco, amiga. Espero que tengas un buen fin de semana. Besos.