Al final del camino encontre la luz, donde tu mano extendida buscaba la mia, la luz se hizo en tus ojos, brillantes me miraron y del infierno me rescataron.
Sentí que la vida me favorecia , cuando tus manos y las mias se entrelazarón, nos unimos en uno y con un beso sellamos nuestro destino.
No hay un adios, solo una distancia que nos separa El Olvido solo es el comienzo de algo nuevo Ante cualquier situación, el reloj nunca para. todo pasa

domingo

El amor de Ricardo Arjona

1 si quieres... Opina aqui.:

moderato_Dos_josef dijo...

Hola amiga mía. espero que el corazón te pida escribir muchas cosas bellas....

Besos.