Al final del camino encontre la luz, donde tu mano extendida buscaba la mia, la luz se hizo en tus ojos, brillantes me miraron y del infierno me rescataron.
Sentí que la vida me favorecia , cuando tus manos y las mias se entrelazarón, nos unimos en uno y con un beso sellamos nuestro destino.
No hay un adios, solo una distancia que nos separa El Olvido solo es el comienzo de algo nuevo Ante cualquier situación, el reloj nunca para. todo pasa

domingo

Sentada ...


Sentada contemplo la belleza del paisaje
y el me lleva hasta tu mirada
donde me siento protegida y amada.

Sentada escucho las olas del mar
y ellas me llevan hasta tu boca
profunda y humeda,
donde me sumerjo y olvido
todos los malos momentos.

Sentada acaricio la arena
y ella me lleva hasta tu cuerpo
uniforme y rebelde
en el que me pierdo en las noches
llenas de mil sensaciones.

1 si quieres... Opina aqui.:

EURICE dijo...

Te digo que me ha encantado tu poema.
Mandalo AL LABERINTO te lo públican fijo, ja, ja, ja, ja.